Intervenciones socioeducativas asistidas con perros

Los animales generan motivación. A través de los perros se producen distintos estímulos, estos estímulos generan respuestas que ayudan al desarrollo y al aprendizaje. El aprendizaje depende de la habilidad de la persona para tomar la información del ambiente y de los movimientos de su cuerpo.


Mediante las actividades que realizamos con el equipo canino se favorece la participación para realizar la intervención desde las diferentes áreas.



El perro de terapia es aquel que participa en las Intervenciones Asistidas con Perros, se convierte en un facilitador, un centro de interés que nos ayuda a contribuir al desarrollo global de la persona, ya que se favorece la participación activa en los juegos, al acariciarles conseguimos relajación, se favorece el desarrollo de técnicas de autocontrol, etc.


  • Desarrolla la empatía y la autoestima

  • Promueve la relajación

  • Favorece la actividad física

  • Ayuda a la socialización

  • Favorece la iniciativa y la participación

  • Reduce el sentimiento de soledad

  • Facilita el contacto físico

  • Mejora la comunicación

  • Facilita el enfoque hacia el exterior

  • Supone un entretenimiento


La Intervención socioeducativa asistida con perros se fundamenta en unos objetivos previos, trabajados de manera grupal o individual y evaluados periódicamente para ir comprobando la evolución.

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo