HISTORIA

Las cinco fundadoras de la asociación, profesionales del mundo de la asistencia sociosanitaria y la educación en diversas áreas, así como de la educación canina, pusieron en marcha ISCANA en 2016, con el sueño compartido de sumar lo mejor de estos mundos: la utilidad de la terapia y la educación, junto con el incentivo de la participación de un perro adiestrado y preparado para ello; lo que en conjunto, contribuye a la consecución de los objetivos que hoy nos mueven y en base a los cuales construimos nuestros proyectos para adaptarlos a las necesidades con las que nos encontramos.

 

Se puede decir entonces que ISCANA aún es reciente y se está construyendo, pero siempre tendremos bien claro por qué y para qué trabajamos. Así, volcaremos toda nuestra ilusión, esfuerzo y creatividad en sacar lo mejor de ISCANA y ser partícipes de la creación de un mundo mejor.

Por ello y fruto de nuestra determinación por la lucha y por la mejora constante, nos apoyamos en valores imprescindibles como el compañerismo, la cooperación, el bienestar animal, la ética profesional, la transparencia, honestidad, amabilidad, la cercanía para un trabajo codo con codo, la confianza y la seguridad. Y sin duda, la tecnología e innovar y mantenernos actualizadas, lo consideramos algo inherente a nuestro día a día.