Educar para convivir

¿Educar? ¿adiestrar?


Para poder convivir es necesario que haya una buena comunicación. ¿te imaginas vivir con alguien a quien no entiendas para nada?


Damos por supuesto que la pequeña Nala, o el gran Boby obedece nuestras peticiones, es tan inteligente..., y si no lo hace, es porque no quiere, o seguro que se ha enfadado...


¿Estás segur@ de esto?


La especie canina es diferente a la humana, aunque tenemos muchas cosas en común. Necesitamos comunicarnos, y para ello es importante conocer el lenguaje, el lenguaje humano... y el lenguaje canino, basado en rituales y señales.


En ISCANA apostamos por una educación para la convivencia, basada en el respeto y la empatía. Por medio de los cursos de educación favorecemos el vínculo entre el perro o perra y sus responsables. En estos cursos puede participar la familia, porque la convivencia es un tema de la familia, o de "la manada".


Cuando un cachorro aprende de manera natural, evitas muchos problemas de comportamiento del perro adulto, muchos de ellos basados en el miedo. El cachorro tiene un periodo temprano de socialización, que aprovechamos en los cursos específicos, donde participan sólo si tiene entre 3 y 5 meses de edad. Mediante juegos y actividades facilitamos:


- Socialización con otros perros, con personas, con estímulos del entorno

- Inhibición del mordisco

- Manejo e higiene del cachorro

- Educación básica


Para poder aprender la educación básica, tenemos que formar equipo con nuestro perro o perra, crear un vínculo, conocerle. Pero si ya ha superado esa edad, no tenemos que preocuparnos. Cuando educamos de una manera positiva, sin castigos, siempre es buen momento para aprender, ya que hay motivación para ello, todas las partes disfrutan del proceso.

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo